miércoles, 29 de enero de 2014

CHEESE SCONES


 Hoy os propongo una receta que me paso una seguidora de nuestro blog, Mila; aunque no la conozco en persona, me han contado que es muy buena cocinera, especialmente buena repostera, y si he probado alguna de sus elaboraciones, y estaban riquisimas.
Los scones son unos bollitos origninarios de Escocia (Reino Unido), se suelen comer en desayunos y meriendas; pueden ser redondos, triangulares o cuadrados. Aunque lo mas habitual es encontrarlos redondos y altos. Yo al hacerlos no les puse ningun tipo de aro ni molde y me quedaron muy achatados.
Nuestra receta es una variedad de los scones, porque los vamos a hacer de queso, por eso le ponemos "cheese" scones.
Los scones normales se suelen cortar a la mitad y rellenar con algun tipo de mermelada. Nuestros scones de queso saben riquisimos partidos por la mitad aadiendoles queso rallado y chutney de mango. Deleciososssss, ya los he hecho dos veces y vuelan.

Ingredientes (10 unidades):

  • 450 gr de harina
  • 100 gr mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Una cucharadita de mostaza en polvo (a mi esta vez se me olvido... realza el sabor del queso yo creo, pero si no se echa no afecta a la masa)
  • 2 huevos
  • 150 gr de queso cheddar rallado ( el que yo use es uno de esos de Lidl de la marca deluxe que pone vintage y se supone que es ms curado, pero otro que tiene Lidl en un trozo rectangular mas grande con el papel amarillo no me gusta mucho, para eso mejor el de Mercadona que tambien esta muy bueno aunque es mas suave)
  • 150 ml de leche.
  • 2 cucharadas soperas de levadura en polvo, son casi dos sobrecitos (yo uso la d Lidl)

Elaboracion:
Se tamiza la harina, levadura, mostaza y sal en un recipiente.
Se hace un hueco en el centro y se echan los huevos previamente batidos.
Se agrega la mantequilla en cubitos y se trabaja con los dedos hasta tener una especie de "arena", no masa.
Se le echa el queso rallado y se mezcla, pero que siga pareciendo arena, un poco con la leche. Se mezcla haciendo como cortes con un cuchillo al principio, o con una cuchara; luego se acaba con las manos, pero sin amasar demasiado, es mejor no trabajarla mucho.
Se hornean a 210 unos 12 o 15 min, hasta que esten subidos y dorados, depende del horno. Si el horno tienen ventilador hay que tener cuidado con la temperatura y el tiempo, porque se hace mas rapido